Anécdota

Gracias a Luces y Sombras por invitarme a participar.

Se trata sobre contar algo que te cambio la vida.

Ésta anécdota comienza un 10 de marzo del 2015.

Mi hermana estaba muy enferma. Tenia cáncer y llevaba tres meses hospitalizada y en todo ese tiempo yo dormía en el hospital acompañándola. Cuando amanecía iba a la casa a cocinar y limpiar mientras mi madre la cuidaba de día.

Yo llevaba varios días sintiendo un malestar interno pero con todo ese movimiento que tenía, preferí no prestarle atención.

Ése día mi hermana no había podido dormir bien. Yo había estado al pendiente de ella toda la noche. A las seis de la mañana en medio de tanto silencio decidí tomar su mano y colocar la canción “Color esperanza” de Diego torres. En ese momento lloramos juntos. Ella no podía hablar porque se le había roto algo en su garganta y le habían realizado una traqueotomía.

A las ocho de la mañana, llegó mi madre a hacerme relevo. Me dolía dejarlas allí pero tenía que hacerlo.

Me fui a la casa y hice mis labores. A las dos de la tarde ya estaba regresando al hospital.

En el autobús me coloqué mis audífonos y coloqué la canción de nuevo. Mientras la escuchaba sentí que algo se rompió en mí pero no debía permitirme caer ya que ellas me necesitaban (mi madre también tenia cáncer).

Llegar al hospital fue horrible. Subir piso a piso era emocionalmente agotador. Cuando llegué al cuarto, abrí la puerta y cuando la vi alli, sentí que algo dentro de mí explotó. Me dio un ataque de ansiedad.

Me llevaron al área de psiquiatría y allí me atendieron. Sentía que todo había cambiado dentro de mí. No quería hablar, no quería que me vieran, solo quería desaparecer.

Subí al cuarto de ella y me senté sintiéndome totalmente vacío.

Mi hermana se levantó de su cama, me hizo una seña para que la acompañara afuera.

Mientras caminabamos por ese largo pasillo, ninguno dijo nada. Ella estaba sostenida a mi brazo.

Dentro de mí podía sentir todo lo que ella quería decirme. Fue un sentimiento único e inexplicable. Ambos estábamos muriendo de maneras diferentes. Fue una experiencia como nunca me he sentido.

Ese gesto de ella hacía mí nunca pude agradecérselo.

Tres días después ella murió.

Invito a Saragrafia y Ana Maria Otero a participar.

Anuncios

Él

Entregué mi cuerpo pensando que encontraría amor. Fue una ilusión perfecta porque solo conseguí dolor.

Entregué cada centímetro de mi ser.

Decidí arroparme con las sabanas de la indiferencia. Cubrí mis problemas con una inmensa neblina que me impedía verlos.

Pensé que estaba en un lugar seguro, pero su compañía me introducía cada día más en un infierno.

Él me quitaba la soledad. Me hacia olvidar mis tristezas. Secaba con sus dedos mis lágrimas. Me miraba con sus inmensos ojos y me decía que todo estaría bien. Él me mimaba haciéndome sentir protegido. No había pasado, ni futuro estando a su lado.

Su caliente piel quitaba el insoportable frío que la muerte dejaba. El placer que me brindaba era indescriptible, nada lo igualaba. Sus besos eran masajes que me hacían olvidar los malestares del dia. No había en mi mente otra cosa que pensar él, no necesitaba otra compañía.

Ojalá los demás comprendieran porqué te amaba.

Cuando te fuiste esa neblina se esfumó, y mis problemas aparecieron de nuevo. Pero eran más fuertes, eran gigantescos.

Fuiste una ilusión. Una perfecta ilusión.

Tag

Hola a todos. Una maravillosa escritora me ha invitado a participar en este tag.

Muy agradecido a Ana Maria Otero.

Desdé cuándo no…

1- … reíste a carcajadas cómo un niño?

Mmmmm bueno fue hace mucho tiempo. Fue hace tres meses, estaba discutiendo sobre el complejo de Edipo con mi primo y yo que le digo “Cómo quieres que te explique que las niñas sueñan con que sus padres las violen” bueno no había entendido el complejo todavía, asi que me reí como niño.

2- … abrazaste a alguien?

Ayer a mi prima. Bueno, su mamá (mi tía) está en fase terminal y está sufriendo mucho. Así que le di un sentido abrazo.

3- … te bañaste en el mar?

A principios de diciembre.

4- … saliste con tu mejor amigo?

Viernes pasado. Fue su primera consulta con un psicólogo y lo acompañé.

5- … comiste chocolate o dulce?

Ayer comí milhojas… riquisimo.

6- … leíste un libro de papel no digital?

Anoche leí un capitulo de un libro llamado El quinto acuerdo.

7- …dedicaste tiempo para hablar y compartir con tus padres?

Esta mañana hablé con mi madre sobre mis estudios.

8- … jugaste con un niño?

Hoy jugué con mi primito con su carrito PD: Te amo sebas.

9- … hiciste una manualidad?

Ayer hice un anillo. Boom

10- … escuchaste tu música favorita?

Vivo con los audífonos pegados a la oreja.

11- … bailaste?

A todas horas.

12- … viste una puesta de sol?

No lo recuerdo.

13- … viajaste?

En agosto.

14- … cenaste en familia?

No lo recuerdo.

15- … te regalaste algo que te gusta?

Tengo un sistema de gratificación. Suelo regalarme cosas siempre que cumplo un objetivo.

Y mis nominados son:

Saragrafia.

Letras de mi alma.

Laura.

Dark sibarel

Tu recuerdo.

Ya no volveré a tocar tu mano. Siento que el vacio de tu ausencia se hace cada día más profundo.

Me arrepiento de que el tiempo que pasé contigo no hubiera sido suficiente.

No cierres tus ojos por favor.

Mi vida se vuelve un desierto sin tu amor.

Quedate.

Cada parte de mi alma llora al recordar el momento de tu partida. Hubiera preferido mil veces que no te hubieras ido.

Mis canciones murieron contigo. Mis manos decidieron dejar de dibujar desde que saliste por esa puerta.

Muero cada vez que suena nuestra canción.

Es imposible decirle a mi alma que te olvide. Es imposible dejar de llorar con tu carta.

Al final no fue tu decisión marcharte.

Él decidió por los dos. Por su decisión llegó mi depresión. Por su decisión llegó nuestro adiós.

Cómo podías decirle no al cáncer. Cómo podías decirle que no querías morir.

No hables.

Suenas tan estúpido cuando dices que me comprendes. Solo dices lo que crees que quiero oír.

Cómo puedes saber lo que siento si no has pasado por lo mismo. Dices que todo pasará, pero no conoces mi infierno.

Solo cuando pases por esto, podrás saber cómo se siente. Cuando veas todo a tu alrededor destruirse. Cuando el dolor consuma tus días. Cuando sientas que no existe el mañana. En ese momento, ven y dime que me comprendes.

Es mejor que no digas nada. Si quieres acompañarme solo sientate a mi lado y ve el amanecer conmigo, pero no trates de consolarme.

Diciendo que los problemas de otros son mayores, no ayudará a cicatrizar mis heridas. Mencionando que el tiempo cura todo, no hará que muera esta maldita soledad que me consume. Gritando que vea más allá de mis problemas, no hará que ellos se marchen. Pidiendo que me perdone, no limpiará mi pasado.

Necesito tomarme mi tiempo. Necesito sufrir éste momento. No rebajes mis sentimientos.

Cuando te pongas en mis zapatos, quizás tampoco lo soportes, así que no me juzgues.

Solo toma mi mano y llora conmigo.