El problema no es cambiar, el problema es todo el dolor que debes pasar para poder hacerlo.
La ansiedad de la ausencia, el inmenso espacio vacío por llenar.
No tener la valentía de gritar, no tener la humildad para llorar.
Sientes la derrota cerca, la victoria se aleja cada día mas.
La vergüenza se adueña de tu vida. No existen las fuerzas para buscar ayuda.
Como enfermo terminal sientes dictada tu sentencia.

Sobrenatural

 

Sight_2018_10_08_105411_902.jpgYo era ese tipo persona que se aferraba a vivir en la realidad pero al descubrir ese ser todo cambió, algo dentro de mi liberó. Ahora solo pienso en chicas que vuelan, personas que no aparecen en fotografías, descendientes de vampiros y angeles imposibles de admirar.

El entrar en la locura es una posibilidad.
Ella es un misterio, se oculta sin problema aumentando mi ansiedad. Se muestra indiferente ante mi curiosidad, creo que muy adentro conoce lo importante que es para mi despejar mis dudas. Lo increíble que seria para mí admirar una pizca de su magnificencia.
No logro ganarme su confianza, los humanos tenemos mala fama. Solo que no puedo resistirme a tu mezcla de dulzura y falta de interés.

Quizás eres aquella diosa que decidió renunciar a todo para sentir tranquilidad, yo decidí irrumpir y poner en duda tu decisión.

Recuerdos.

El triste recuerdo construyó un nido en el alma, devorando a su paso cada hermoso recuerdo que se podía albergar.

El pasado se vuelve presente, la culpa se transforma en el único pensamiento posible.

Anhelo la puerta buscando la manera de salir. Mi cabeza se iguala una maquina imposible de apagar. Las horas parecen interminables. Cierro los ojos pero el sueño parece nunca llegar. Espero que la muerte me brinde el eterno descanso, asi podré apagar todo este terrible infierno que me arropa.

Renacimiento.

Ha existido mucho abandono en este camino, mucho pensar y poco actuar. Es tiempo de cambiar esta terrible realidad. El darle tiempo al tiempo no trae felicidad.
Nunca he hecho nada por mí y por eso soy tan infeliz. Para salir tengo que vivir.

He decidido caminar, sin ningún temor, sin mirar atrás. Seré lo que alguna vez pude soñar.

Hice las pases con el espejo. Le pedí perdón para poder hacer un mundo mejor.
Hoy es el dia para cambiar. Dejar de arrastrar los pies y comenzar a volar, mucho más que imaginar, deseo amarme y sentirme dueño de mi propiedad.

MI AMADO ARTE.

Intento definir mi arte pero ni siquiera pues definirme a mi mismo.
De pequeño quería ser un Popstar, llenar un estadios y tener el amor de todos. Grababa canciones y me sentía vivo.

Comencé a escribir canciones las cuales a la mayoría encantaba, la música era electricidad para mis células. En poco tiempo y con mucho esfuerzo ya podía grabarlas y producirlas. Un me gusta, un comentario me llenaba de alegría.
Llegó la pubertad y el cambio de voz llegó. Claro que no me favoreció y tuve que buscar otro amor.

Al comienzo de mi enfermedad vi el lápiz y el papel de otra forma. El lápiz ahora danzaba encima del segundo. El dibujo de hipnotizó. Era hermoso. Los colores, las formas, los trazos.

Pero mis ojos quería algo real. Así que tomé una cámara y comencé a inmortalizar momentos. En todos lados veía tomas. Veía mi mundo desde otra perspectiva.
Al final el lápiz el lápiz y papel me hicieron un nuevo llamado. Y aqui me encuentro escribiendo lo que siento.

Siempre he vivido y viviré expresando mi arte.

Adios

Me duele en el alma y tu ida, pensar que extrañaré tu calor y tu sonrisa. Escucho tu respirar y siento como la soledad toca mi puerta. Esta despedida rompe mi corazón y lo llena de dolor.

No quiero que estas malditas lagrimas me ahoguen pero ver tu maleta en la puerta hara que me desborde.

Espero que no me olvides, que sepas que aqui siempre habrá un tonto que muere por tu cariño. Mira como me arrodilló ante Dios pidiendo que no ocurra tu horrible adiós.
Volveré aguardar mi corazón en ese cofre de donde nunca debió salir. Es el tiempo de comenzar a huir, de la soledad comenzar a escabullirme.

Cómo huir de tu ausencia. Bajaré al seol sin reparo pero antes tomaré un ultimo trago, brindaré por lo que vivimos, por los hijos que no nacieron, por los aniversarios donde reimos hasta el cansancio, ese besos donde el único el enemigo era el amanecer.

Tocaré mi guitarra hasta mis dedos hacer sangrar. Es difícil imaginar escuchar las canciones que antes te dedicaba.

Diez años a la candela o quizás los deberíamos enterrar. Qué hacer con todos estos secretos.

Haré mi propio cementerio de fotos.

Adiós.