Avistamiento.

Dolor, desesperación, rabia, envidia, Muerte.

La ventana me muestra un colorido paisaje, mi corazón prefiere obviarlo.

No recuerdo la ultima vez que me desborde de alegría, una sola vez me sentí acompañado. Ese recuerdo enciende una chispa que me hace desear volver a ese momento, cuando me sentía caliente, cuando mi risa retumbaba mis oídos. El hubiera hace presencia y el dolor regresa de nuevo.

En mi perspectiva mi vida esta llena de teclas negras, en ocasiones aparece una blanca pero muere, cede a la presión, al dolor.

Recuerdo las calles que transitaba diciendo dentro de mí «Vamos a luchar». Pero todo guerrero necesita tiempo para descansar de la guerra, necesita cerrar sus oídos y perderse en el silencio.

Ahora soy un montón de dolor y recuerdo del pasado.

Un día alguien comparó mi situación a un hoyo, un maldito y profundo hoyo. No pudo decirlo mejor, estoy hundido en este montón de porquería y sencillamente ya no sé que hacer. Siento que este es mi destino. Así nací, así moriré.

Mi almohada no desea albergar más lágrimas. Mis amigos no pueden comprenderme. El psicólogo solo da consejos leído de un libro autoayuda, Dios me declaró caso perdido. Así nací, así moriré.

Me falta el aliento, mi corazón no tiene fuerzas para latir, mi cuerpo ya no responde, el humo de aquel cigarro me ayuda a sacar un poco de dolor pero es momentáneo.

Mi único deseo es descansar.

Mi único castigo es la que no tengo el valor para hacerlo.

Migajas.

Al buscador de amor suele tener un inconveniente.

        Busca donde no debería.

Al ansiar ese cariño, las ilusiones suelen ser peligrosas. Conoces una persona y ya te haces un mundo. Esperas más de esa persona de lo que puede brindarte. Le impone una carga que no merece llevar y como resultado se alejan.

También en el camino te encuentran los que te dan lo que quieres por un interés. Comienzas a comprar su cariño. 

Cambias tu personalidad, le haces miles de regalos, todo por no perder esas migajas de amor.

Lastima que tenga que dejarte. Lastima que a pesar que diste todo no supe valorarte. Lastima que ese soñado beso nunca sucedió.

Las fuerza del bien y el mal se enfrentaron muchas veces. Nuestra separación siempre fue el resultado.

Te abriste ante mí. Inventaste miles de historias que en tu curiosa mente creíste que tendríamos.

No puedo corresponder.

No soy lo soñado, soy una terrible realidad.

via WordPress for Windows app.

Mi poesía eras tú.

Yo esperaba tu respuesta, imaginaba otra realidad.

Revisaba los mensajes a diario pensaba que podrías contestar. Decidí creer en las fantasías y cuentos de hadas que me contaba mi madre. En todas las poesías que leía, mi mente dibujaba tu mirar. Lloraba, pedia aunque sea una señal.

Es horrible vivir de sólo esperar. Quizás hoy, puede ser mañana y existe el nunca pasará. El tiempo no pasa en vano, el deja sus marcas, cosas que jamás olvidaras. He dejado de creer en la mentira de que el tiempo cura todo. Ahora creo que la distancia es necesaria para mi vida.

Necesito esos mil kilómetros lejos lejos de ti. Voy a invertir esos mil años tratando de sobrevivir sin tu amor. Es tiempo de partir. Di hasta lo imposible. Renuncié a mi vida por ser parte de la tuya. Mi poesía era tú, ahora eres un cruel cuento el cual debe terminar.

Palabras de un moribundo.

Te vi y te amé. Me viste y me congelé. No supe que hacer, mi universo eres tú pero siento que no tengo el equipo necesario para navegar en él. Eres mi punto débil pero no deseo evitarte.

Me enloqueces. Me aturdes. Es tan terrorífico saber que nunca serás mia.

Florecita, dueña de mis sueños y deseos. Patrona de mi presente y futuro. Amante prohibida.
Debo irme, tengo que dejarte. Claudicar es doloroso pero necesario.

Eres mi sueño no realizado

Es tan difícil decir adiós.

Me di cuenta que ya no vale la pena esperar que me regales un poco de tu tiempo.

El tiempo pasa y sigo siendo invisible para ti. No me puedo pasar toda la vida esperando por ti.

Me duele verte pasar y que seas incapaz de regalarme una mirada.

Es tiempo de dejarte partir. Es el momento de ver la realidad. Sé que no soy ni una pizca de lo que buscas.

Ya no sé que inventar para llamar tu atención. Me encantas y mucho. Pero prefiero partir que seguir hiriéndome cada dia. Te dejo en paz. Lo siento.

Adios

images

No puedo creerlo, me dejas sin más.
No das explicación.

Solo dices que no estas preparada para seguir con una relación.
Maldita sea solo se sincera por un momento. Sabes lo que te amo.
Si te pierdo solo me queda refugiarme en cigarros y alcohol.

Abres el armario y sacas la maleta. Veo que ya lo tenias preparado.
Estas elegantemente vestida, de seguro duraste mucho tiempo haciéndote ese peinado.

Hace dos días hicimos el amor. Quizás esa fue tu forma de despedirte. Fingiste todos tus movimientos, tus gemidos fueron todos mentiras. De seguro anhelas recibir tu Oscar.

Por favor levanta la mirada. Quiero explicaciones. Esperas que me crea esas absurdas excusas.

Estoy aguantando para no romper en llanto.

Hay tantas preguntas y ni una sola respuesta.

Adiós.

adios_picto_bn

Maldito amor.

dormir abrazados

He aprendido que el amor también es ciego.

Nos encanta enamorarnos de personas con las cuales es difícil estar.

Un chico se enamoró de mí. Personalmente amo tratar a las personas con cariño, interés y empatía. Pero él interpretó mal.

En realidad él se sentía muy solo. Padres separados. Su madre trabajaba hasta tarde noche. Hijo único.

En la escuela se burlaban de él y eso lo hacia deprimirse. Él decía que le gustaba estar conmigo porque yo lo trataba.

Nunca le había admitido a nadie su orientación sexual y le di la confianza de hacerlo conmigo.

Es complicado cuando una amistad va en dos direcciones. Él hacia el amor y yo hacía la hermandad.

Podía notar en él, el intenso deseo de tener contacto físico conmigo. Abrazarme, tomarme la mano, estar cerca de mí le bastaba.

Yo no podía ofrecerle lo que él anhelaba. Ni siquiera un beso podría existir allí.

Él no perdía las esperanzas.

Hay personas que merecen ser felices pero tienen todo en contra.

Él decía que el amor no discrimina. Pero créeme hay mucha diferencia en que tengas un pene y no una vagina.

Lo siento pero no soy como tu. Tengo otros planes para mi vida. Amo las vacunas, ellas estan perfectamente diseñadas. Mi vida ya es un caos como para enredarla mas. Espero que algún día encuentres lo que es correcto para ti y conozcas el verdadero amor.

Yo me tengo que marchar. Prefiero romper esto antes de que nazca una herida imposible de reparar

Quiero hacer las cosas del modo correcto contigo y conmigo.
Tu anhelas tenerme en tu cama y yo no puedo complacerte.
No quiero pecar contra mi mismo.

Quiero un futuro y tenerte a ti como pareja no está dentro de el.

Adiós.

Yo hubiera tatuado la luna con tu nombre si me lo pidieras. Nada podría etiquetar de imposible a la hora de complacerte.

Eras mi delicada rosa en mi pequeño planeta.

Quería entregarte mi presente y mi futuro. Dedicarte cada momento de mi existencia. Llevarte a las nubes y hacerte dar carcajadas de felicidad.

Soñaba que con nuestro acto de amor, pudiéramos hacer florecer la más hermosa descendencia.

Yo seria para ti y tu serias para mí.

Las ganas de perderme en tus rosados labios me hacían luchar contra cualquier obstáculo.

Me imaginaba a mis dedos recorriendo cada centímetro de tu cuerpo. Mis labios bajando por tu espalda. Mi ojos comtemplando aquéllos lugares que pocos han contemplado.

Intenté enviarte miles de señales. Procuré que lo nuestro se hiciera realidad.

Ahora me doy por vencido. Renuncio a tener tu amor. Me despido de este deseo de besar tus labios.

Adiós.

Adiós.

Yo hubiera tatuado la luna con tu nombre si me lo pidieras. Nada podría etiquetar de imposible a la hora de complacerte.

Eras mi delicada rosa en mi pequeño planeta.

Quería entregarte mi presente y mi futuro. Dedicarte cada momento de mi existencia. Llevarte a las nubes y hacerte dar carcajadas de felicidad.

Soñaba que con nuestro acto de amor, pudiéramos hacer florecer la más hermosa descendencia.

Yo seria para ti y tu serias para mí.

Las ganas de perderme en tus rosados labios me hacían luchar contra cualquier obstáculo.

Me imaginaba a mis dedos recorriendo cada centímetro de tu cuerpo. Mis labios bajando por tu espalda. Mi ojos comtemplando aquéllos lugares que pocos han contemplado.

Intenté enviarte miles de señales. Procuré que lo nuestro se hiciera realidad.

Ahora me doy por vencido. Renuncio a tener tu amor. Me despido de este deseo de besar tus labios.

Adiós.