Sentirnos

Ella tomaba mi brazo con fragilidad, no podía pronunciar ni una palabra, su enfermedad no se lo permitía.

Podía sentir como sus energías se terminaban. Las lágrimas eran reprimidas para no derrumbar la poca entereza que en nuestros cuerpos se hallaba.

Caminábamos por aquel largo y frío pasillo. Ambos estabamos destruidos.

Ella deseaba sanar mis heridas. Yo deseaba intercambiarme con ella pero no tenia el poder para hacerlo.

Estabamos en situaciones distintas. Nos encontrabamos en polos opuestos. Yo sufría de depresión y nadie creía que eso fuera una enfermedad, ella tenia cáncer y ya era terminal.

Eramos tan diferentes pero por una extraña razón sabíamos cómo nos sentíamos.

Es complicado explicar ese momento, cuando dos almas tienen una conexión que solo ellos puedes sentirla. Cuando no hay necesidad de palabras. Lo único que es necesario es la inmensa empatia que rompe el plano físico y llega a lo espiritual.

Sabia que ella no tenia fuerzas pero el saber que estaba dispuesta a gastarla en mí, era el gesto más hermoso de este planeta.

Los dos queríamos descansar de este infierno que se llama «Vida». Ella logró descansar y yo sigo esperando el momento en que pueda besar a Morfeo y dormir en sus brazos por la eternidad.

Anuncio publicitario

El Monstruo.

Pides mi atención.

Pides que te mire.

Pides que te toque.

Pides que te ame.

Ayer fui tu esclavo pero hoy quiero ser libre.

Siempre me dabas lo que pedía, no lo que necesitaba.

Pedía amor y tú me dabas placer.

Pedía compañía y tú solo decías un «Hola».

Pedía amistad y tú me ofrecías entretenimiento.

Pedías comprensión y tú me brindabas conocimiento.

Quieres renacer cómo el ave fénix, muerdes las cadenas que te impuse. Súplicas a gritos misericordia.

Amas tenerme hipnotizado.

Amas sentir que te necesito para vivir.

Amas ser lo único que me libera.

Amas destruirme.

Lloró para que no tomes control de mi cuerpo. Quiero seguir libre pero estas rompiendo los barrotes de tu celda.

El monstruo está ganando.

Quizás

Quizás si soy un monstruo.

Quizás debería dejarlo salir.

Quizás así mi vida sería más satisfactoria.

Quizás ponerlo en libertad me haga feliz.

Quizás alimentar sus ansias de carne sea lo mejor.

Quizás debería dejar que destruya todo a mi alrededor y de allí hacer un nuevo comienzo.

Suposiciones nublan mi mundo. Un animal dentro de mí intenta ser libre, intenta dominar el mundo. Dentro de mí hay suposiciones que no sé cómo aclarar.

Ya no queda nada.

IMG_20171219_181933

Nuestras fotos se dañaron. El cuarto desapareció, cada recuerdo de nuestra felicidad se lo tragó el olvido. Las polillas tuvieron un banquete con nuestras cartas, quizás las dulces palabras que nos escribíamos eran tan deliciosas que no pudieron evitar comérselas.

Ya mis labios no recuerdan tu piel. Mis oídos intentan imaginar como era tu voz, pero sólo encuentran este maldito silencio.

Los besos tan apasionados, los abrazos tan cargados de afecto, mis manos acariciando cada centímetro de tu cuerpo. Todo se fue. No queda nada.

Podíamos leer nuestros pensamientos, saber que necesitábamos sin decir ni una palabra. Unir mi cuerpo al tuyo era perfecto, una obra de arte.

Pero nuestros errores fueron incontables.
Nuestra lejanía creció de manera incalculable. Nuestros caminos tomaron destinos distintos. Nuestras vidas se llenaron de soledad y decidiste llenar ese vacío en otro lugar.

Dime que si

¿Es tan malo querer amarte? ¿Es tan prohibido soñar con besar el néctar de tus labios? ¿Es tan dañino desear rodear tu cintura con mi brazo?

Sé que hay infinidad de cosas que nos alejan pero yo quiero vencer cualquier obstáculo.

Me imagino tu sonrisa y comienzo a sentir ese cosquilleo interior.

Y pienso que:

Solo un beso cambiaría nuestra historia.

Solo un te amo encendería nuestros sentimientos, causando un voraz incendio que consumiría nuestra vidas.

Solo un abrazo sanaría nuestras heridas.

Solo una llamada y alegrarías cada instante de mi día.

Solo una mirada y correría a tu lado.

Colocas tu dedo índice en mi boca tratando de detener mi acercamiento; mencionas nuestra diferencia de edad pero yo quiero correr el riesgo.

¿Es tan malo querer despertar a tu lado?

¿Es tan malo pensar todo el día en ti?

Solo con un «puede ser» harías que te esperarse hasta el final de mi vida.

No comprendo tus señales; son tan confusas. Nos miramos y empieza esa extraña sensación. Me sonríes y quiero salir corriendo a besar tus labios. Te acercas y quiero abrazarte. Me das la espalda y tu rechazo me quiebra.

¿Es tan malo querer pasar toda mi vida contigo?

Tú me miras de una manera distinta a los demás.

Hace dos meses no te conocía pero ahora eres parte esencial de mi vida. No he podido descifrar tu sonrisa, es tan extraña, muchas veces parece no existir pero hago hasta lo imposible para verla brotar.

Me conoce más que nadie y eso me causa temor pero día a día me demuestras que puedo ser mejor.

Nuestra relación es extraña, no sé describirla. Tú te pareces tanto a mí aunque yo lucho por parecerme a ti.

Sueño con el momento de estar contigo y cuando lo estoy, sueño para que no se acabe.

Quizás porque me das algo diferente. Algo delicioso y liberador. Tú me haces luchar por un futuro mejor.

Me haces sentir único, me haces sentir inmortal. Aunque en ocasiones me criticas duramente, lo acepto sin decir ni un pero porque tú me haces ver lo que soy en realidad.

Ojalá hubiera más personas como tú. Tú, Tú, Tú