Una Nueva Esperanza.

Quiero vivir, deseo sentir eso que llaman vida.

Caminar sin centrarme en el pasado, solo disfrutar el presente.

Escuchar a un niño llorar, sin sentir envidia de su llanto.

No centrarme nunca más en mis errores y enfocarme en encontrar nuevos logros.

Conocer nuevas sensaciones, sentir que hay otras cosas que pueden hacerme volar aparte de la masturbación.

Deseo sentir que valgo, que tengo propósito.

Dejar toda máscara y ser el «Yo» real.

Dejar mi adicción a un lado y sentir que solo necesito de mí mismo para ser feliz.

Una muerte se acerca.

Puedo no tener un hermoso pasado. Puede que me espere un horroroso futuro. Pero el presente es mio y voy a aprovecharlo.

Gracias a todos mis lectores por ser parte de éste presente.

Anuncio publicitario

U.C.V

Hoy visité por primera vez la facultad o escuela de psicología de La universidad central de Venezuela. Y me enamoré.

Lamentablemente no he tomado ninguna foto pero debo decirles que en realidad es hermosa.

Es tan artística. Sus esculturas dan un toque sublime a la universidad. Sus ventanas decoradas con vidrios de diferentes colores (no conozco el nombre de la técnica) hace de la iluminación algo hermoso.

La biblioteca me encanto debido a que desde que entras sientes un aire de investigación verdadera y profunda.

Anteriormente había estado en la U.C.V pero no de la manera que deseaba. Mi hermana estaba enferma de cáncer y duré tres meses visitando el hospital universitario hasta que ella murió y desde ese entonces (tres años) no visitaba la ciudad universitaria, creo que los malos recuerdos y el dolor me ganaban. Pero esta vez fue genial.

El amor hacia la psicología ha crecido desde este magnífico encuentro.

Universidad central de Venezuela quiero que seas mi Alma Mater.