Migajas.

Al buscador de amor suele tener un inconveniente.

        Busca donde no debería.

Al ansiar ese cariño, las ilusiones suelen ser peligrosas. Conoces una persona y ya te haces un mundo. Esperas más de esa persona de lo que puede brindarte. Le impone una carga que no merece llevar y como resultado se alejan.

También en el camino te encuentran los que te dan lo que quieres por un interés. Comienzas a comprar su cariño. 

Cambias tu personalidad, le haces miles de regalos, todo por no perder esas migajas de amor.

Anuncio publicitario

Vacío.

Me siento un poco culpable, no extraño nada de lo que dejé en mi pais.

No extraño ni a mi familia, ni a mis vecinos, a nadie.

Dentro de mí siento que se han roto todos los lazos. Ahora estoy acá y no siento la necesidad de hacer amigos, ni de crear relaciones.

Estoy amando la soledad.

También emigré sentimentalmente